viernes, 18 de mayo de 2012

Carta de motivación para el Erasmus

Entre los documentos que me pedían en mi universidad para solicitar la beca Erasmus se encontraba uno bastante simple pero que a la vez no dejaba de ser algo farragoso: la carta de motivación. Una "carta" donde expusiera los motivos que me empujaban a querer irme de Erasmus. Algo simple, porque no tenía que tener más de una página de extensión y porque en teoría no es algo que se miren; pero farragoso porque no se suele saber cómo empezar y piensas que a lo mejor sí que les da por leérsela y encuentren algo que no les guste o que, en comparativa con otra, la tuya sea peor.

Sí, se supone que no se la miran, salvo cuando optan dos o más alumnos a la misma plaza y ha habido empate entre ellos en la puntación obtenida (calculada a partir del nivel de idioma de docencia del país de destino que tienen, nota media del expediente y número de créditos totales aprobados). Entonces es cuando las cartas de motivación tienen que desempatar y el alumno con la mejor y la que más guste acabaría siendo el elegido.

Después de darle muchas vueltas pensé que lo mejor sería hacerla resultona pero sin añadirle demasiadas florituras que hicieran creer que me la había preparado tan a conciencia y acabara dando así una imagen poco natural. Vamos, que se notase tan preparada que sonara muy artificial, evidenciando que al escribirla estaba pensando más en lo que quiere leer la persona que la iba a leer en lugar de expresar mis verdaderos motivos.

Así que al final salió algo como lo que transcribo a continuación. No sé si está bien, si está muy mal, si no es lo que me pedían, si es tan tópica como la que escribe todo el mundo, o si acabé escribiendo algo como en teoría yo no quería que fuera. Pero el caso es que me acabaron dando la plaza (posiblemente porque no hubo ningún empate), así que esta carta de motivación me da igual, pero tal vez en el futuro haya alguien a quien ayude sirviéndole de inspiración :)


Ahí va:


Las razones por las que me gustaría tomar parte en el programa Erasmus son muchas y variadas.

Desde el punto de vista académico, creo que se trataría de una excelente oportunidad para dotar mis conocimientos adquiridos en esta facultad de una dimensión internacional y una perspectiva europea.

Desde el punto de vista profesional, me ayudaría a complementar mi currículo, abrirme nuevas puertas y marcar la diferencia, pues soy consciente de la valoración que se hace en los procesos de selección del hecho de haber participado en el programa Erasmus.

Desde el punto de vista personal, tengo muy claro que afrontar el reto de una experiencia como esta me ayudaría a coger más iniciativa, a aprender a tomar de forma valiente las decisiones y ganar en confianza y madurez.
También a conocer y abrirme a otras culturas, hacer nuevos amigos con los que vivir nuevas experiencias y practicar y mejorar mi nivel de alemán -el cual llevo dos años estudiándolo con ilusión para una ocasión como esta-; en definitiva, a crecer como persona.

Y finalmente, ya desde un punto de vista concreto al lugar de las universidades que he elegido para el intercambio, Alemania es un país del que se le elogia la calidad de su sistema educativo y la estructura de su mercado de trabajo. Pienso que esta sería una excelente oportunidad para comprobar por mí mismo cuánto de esto es verdad y usarlo para aprender nuevas metodologías e ideas que poner en práctica a mi regreso a casa.


PD.- Releyéndola otra vez pienso: "joder, si está llena de tópicos" xDD, pero como dije antes, cuando vuelva de Erasmus que me quiten lo bailao ;)


Aachen, con la Catedral y el Ayuntamiento destacando

6 comentarios:

  1. ¡Muy útil para los que estamos un poco perdidos en esto de redactar una carta de motivación! :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me ha servido que apoyo!

    ResponderEliminar
  3. De los ejemplos de carta que más me han gustado. va al grano y por partes que requieren.

    Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias! menudo erasmus te habrás pegado!

    ResponderEliminar